datos empresa familiar

El verdadero origen de la empresa 

Written by | Empresarios, Impulsa

PRESI EMPRESA FAMILIAR

Ni pequeña, ni mediana, ni gran empresa. Si tuviéramos que elegir un adjetivo para definir al entramado económico y empresarial de nuestra región sería por unanimidad el de familiar. 

Centrándonos estrictamente en la definición, se denomina empresa familiar a aquellas compañías creadas y gestionadas por miembros de una sola familia. Pero actualmente, en la práctica, el contexto se amplía incluyendo a miembros de una o varias familias  cuyo fin es la continuidad de la empresa a manos de la siguiente generación.

Si traducimos este calificativo en cifras, la empresa familiar supone el 57% del PIB nacional y son el 89% de la red empresarial de nuestro país, según el último estudio realizado por el Instituto de la Empresa Familiar. En el caso de Extremadura, la cifra llega a ascender hasta el 91,5%, es decir, de las 17.569 empresas existentes, 16.069 pertenecen a este colectivo mientras que tan sólo 1.500 se pueden calificar como empresas no familiares.

Tradición y continuidad van a unidas a ellas. El relevo generacional suele ser un punto de inflexión en su vida. Según los datos obtenidos en el mismo estudio, el porcentaje de “traspaso” de la primera a la segunda generación es elevado (44,2%) eso sí, éste va desciendo según vamos avanzando en las generaciones llegando hasta un 2,6% las empresas de cuarta generación o más.

Conociendo estos datos, es más que comprensible que el proceso de sucesión se convierta en uno de los momentos más críticos en este tipo de empresas. Un método para superarlo es la utilización el protocolo familiar, un documento en el que se recoge principalmente cuestiones sobre la restricción de la transmisión de acciones, normas sobre la incorporación y salida de familiares y otras cuestiones como métodos de valoración de acciones, normas para la retribución de familiares entre otros asuntos. Eso sí, los datos aquí no son esperanzadores puesto que a pesar de ser una solución, la mayoría de las empresas no lo utilizan por desconocimiento del mismo o porque no creen necesario.

En el caso concreto de nuestra región, existe otra práctica que facilita la transmisión. Para ello, la Junta de Extremadura pone a disposición de las empresas el Programa de Relevo Empresarial. Un proyecto para conseguir procesos planificados, ordenados y eficientes a través de diferentes medidas y herramientas, contribuyendo al mantenimiento de las empresas y promoviendo con todo ello la consolidación del tejido empresarial de la región. De esta manera, las empresas interesadas tienen acceso a varias herramientas para llevarlo a cabo este proceso pudiendo solicitar visitas de diagnóstico, talleres de sensibilización, encuentros empresariales y optar a subvenciones y ayudas para favorecer este relevo.

Pero a pesar de lo difícil que puede parecer la transferencia empresarial, las empresas familiares se componen como una de las grandes opciones de empleo y de futuro laboral, no obstante se calcula que cuatro de cada cinco estudiantes entrarán a trabajar en una de ellas. 

Es más, si bien la crisis supuso el cierre de muchas empresas, aquellas que sobrevivieron y que actualmente están creando empleo son las consideradas de carácter familiar. El secreto, saber ajustar precios incluso en detrimento del beneficio de la empresa, mientras las no familiares se producía el ajuste en términos de empleo. Todo esto hay que sumarle otros factores de éxito como son flexibilidad, buen entendimiento familiar, innovación, emprendimiento y por supuesto, responsabilidad social; elementos que en principio pueden parecer básicos pero que las empresas familiares sean más fuertes a la hora de enfrentarse a futuras dificultades.

Last modified: marzo 27, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *